JJOO
Las Leonas pusieron toda la garra para volver a la victoria
Con esfuerzo y sufrimiento, vencieron 2-1 a Nueva Zelanda. Llegaban al partido luego de una inesperada derrota ante EE.UU.

Era un partido muy importante para las aspiraciones de Argentina en los Juegos Olímpicos. Por una serie de resultados, la derrota con Estados Unidos, en la segunda fecha, no pesaba tanto. Sobre todo porque este jueves el rival era Nueva Zelanda, el líder de Grupo B, con puntaje ideal (seis sobre seis). En un partido de situaciones para ambos equipos, Argentina fue más efectiva y pudo llevarse un valioso triunfo por 2-1 para acomodarse, con seis puntos, junto a neocelandesas, australianas y alemanas en lo más alto de una zona muy peleada.

Aunque no mostraron el juego vistoso que habían dejado contra Sudáfrica, el primer partido, esta vez Las Leonas no decepcionaron. En el arranque demostraron determinación y claridad en ataque. Tanto que antes del minuto de juego Daniela Sruoga se animó a meterse al círculo y sacar un revés que tapó una defensora, y apenas cumplido el minuto llegaba el primer córner corto del partido y del equipo de Carlos Retegui. La arrastrada de Noel Barrionuevo fue bien defendida por Stacey Michelsen, la salidora neocelandesa, aunque generó una nueva jugada fija, a los dos, que terminó en la pegada de Luciana Aymar que no encontró arco.

Aunque en esas situaciones el gol no apareció, tampoco tardó en llegar. Fue a los tres minutos, en una salida desde el fondo de las defensoras océanicas, cuando las delanteras argentinas presionaron y Carla Rebecchi encontró la distracción de la lateral izquierda, Samantha Charlton, para meterse en el círculo y sacar un remate imposible para la arquera Bianca Russell.

Después del gol, Nueva Zelanda se animó a presionar pero aún así no tuvo jugadas de claridad, y la mejor entonces se dió en las 25 yardas propias, tras un buscapié cruzado de Lucha Aymar desde la derecha, que no llegó a desviar, por muy poco, Sofía Maccari al lado del palo.

Pero las neocelandesas se animaban y por eso tuvieron premio con dos córners cortos a los 19 y 20 minutos, respectivamente. En el primero, la jugada va hacia Michelsen, la servidora, en el palo izquierdo, cuyo remate saca Florencia Mutio. Pese a esa buena intervención, el rebote encuentra el pie de Macarena Rodríguez y, entonces, otro corto a favor, que también toca con el pie la volante central argentina y pese que la árbitro no lo ve, el videoref le da la derecha a Nueva Zelanda, que aún así no puede aprovechar su tercera jugada fija, en su momento de mayor protagonismo en el partido.

A cuatro minutos del final, y con Las Leonas de nuevo con el control del juego, Rocío Sánchez Moccia consigue el tercer corto para Argentina. Pero, otra vez, la gran defensa de la jugada fija fue mejor que la arrastrada de Barrionuevo: con el pad izquierdo, Russell alejó el peligro en un primer tiempo, que pese a las jugadas del inicio y a los tres cortos consecutivos de Nueva Zelanda, fue aburrido y trasladó la emoción a las tribunas del Riverbank Arena, a donde se acercaron muchos argentinos.

El segundo tiempo fue más intenso y exigió más a la arquera de Las Leonas, Florencia Mutio, que respondió con creces a la embestida neocelandesa en los primeros minutos. Primero, en el quinto córner corto, al tapar una bocha difícil abajo y luego con una doble tapada a Cathryn Finlayson. En ese momento en donde la 1 del equipo era la más atenta, llegó una contra letal de Rosario Luchetti por derecha, quien desbordó, vió entrando entre dos defensoras a Rebecchi y le puso el pase justo a la delantera de Ciudad, que anotó el segundo de la noche para poner arriba a Argentina 2-0.

A los 12 minutos, otra vez apareció Mutio. Fue en la sexta jugada fija del rival, que la arquera defendió con las dos piernas estiradas en el piso para evitar el gol. Hasta que en una, la arquera no llegó. Fue a ocho del final, cuando tras un revés de Gemma Flynn llegó el gol de Charlotte Harrison, en la entrada del segundo palo por detrás de Barrionuevo, que pierde la marca.

La respuesta de Argentina llego a seis del final, con un corto ejecutado por Barrionuevo que salvó la arquera. Las Leonas intentaron dominar la bocha para cerrar el partido con un triunfo muy necesario. Y lo lograron. Ahora se vendrá Alemania, uno de los rivales más duros de la zona. Será el sábado a las 21.15 (17.15 de Argentina) con la ilusión de seguir afianzándose en el juego y en el grupo para ir por el sueño de la medalla dorada


POR SABRINA FAIJA
Fuente: Clarin.com
  

 

 

 

 

 

 

Vides Almonacid Funes Diseño