Nacional
Los números que dejó Argentina en el Challenge
Con su consagración en Quilmes, el Seleccionado nacional dejó estadísticas muy positivas: Ganó todos sus partidos, fue el más goleador y el que menos tantos sufrió, entre otros datos.

El campeonato obtenido por Argentina en Quilmes fue redondo. El equipo no sólo conformó con su juego y rendimiento dentro del campo, sino que también dejó una muy buena imagen en lo que respecta a los números finales del Champions Challenge I organizado entre el 24 de noviembre y 2 de diciembre pasado.

Las estadísticas indican que el dueño de casa ganó todas sus presentaciones y se quedó con el título sin resignar unidades en el camino, con puntaje ideal. En el debut superó a Irlanda 4 a 3 y en la segunda fecha derrotó a Sudáfrica 2 a 1. Ante Japón (4-1) tuvo su mejor partido en el Grupo B y cerró la primera fase como líder. En cuartos, aplastó a Canadá (5-1) y en semis dejó en el camino al combinado irlandés (2-1) Por último, se consagró con un contundente 5 a 0 frente a Corea del Sur.

Si bien es la segunda vez que Argentina se consagra campeón del Champions Challenge I de manera invicta (la anterior, en Bélgica 2007), es la primera vez que lo consigue ganando los 18 puntos en juego.

El conjunto capitaneado por Matías Vila nunca se fue al descanso con un resultado adverso. Terminó los primeros 35´ arriba en el marcador frente a Sudáfrica (1-0), Japón (2-0), Canadá (4-0) y Corea del Sur (2-0), mientras que lo hizo empatando contra Irlanda las dos veces que chocaron: En la fase de grupos fue 2-2 y en semis 0-0.

En seis presentaciones, Argentina sólo arrancó perdiendo frente a los europeos. Fue en el debut, cuando los irlandeses se pusieron 2-0 en 27 minutos de la etapa inicial. En el resto de los partidos, los albicelestes fueron los encargados de quebrar el cero.

Con 22 anotaciones, los dirigidos por Franco Nicola terminaron como el país más goleador. Y, además, contó con dos jugadores entre los máximos artilleros del certamen. Gonzalo Peillat, con seis, quedó a sólo dos goles del surcoreano Jong Hyun Jang (8), el líder. Guillermo Schickendantz, por su parte, compartió la tercera ubicación en la tabla con 5 junto a Muhammad Razie Abd Rahim (MAS) y Conor Harte (IRL)

Es para destacar también que el delantero cordobés fue el que más goles (4) de jugada marcó en la competencia. Peillat, por su parte, capitalizó 6 cortos y terminó segundo en lo que respecta a la efectividad en las jugadas fijas durante el torneo detrás de Jang (8)

Los 22 tantos albicelestes (se anotaron 124 en Quilmes) arribaron de la mano de nueve jugadores diferentes: Peillat (6), Schickendantz (5), Lucas Vila (4), Pedro Ibarra (2); y con uno Juan Cruz Agulleiro, Manuel Brunet, Facundo Callioni, Agustín Mazzilli y Matías Vila. Nueve fueron de corto, dos de penal y once de jugada.

Durante el Champions Challenge, Argentina contó con 31 córner cortos que fueron ejecutados por cuatro jugadores diferentes: Peillat (25), Ibarra (4), Nahuel Salis (1) y Schickendantz (1). En lo que respecta a efectividad, Peillat tuvo un 24% (6/25), Ibarra 50% (2/4), Salis 0% (0/1) y Schickendantz %100 (1/1)

En el aspecto defensivo, el Seleccionado nacional se destacó por ser el que menos goles sufrió. De los siete, uno fue de penal, tres de corto y tres de jugada. Al equipo argentino le cobraron 12 jugadas fijas en contra y los rivales sólo capitalizaron un 25%.

Un último dato no menor y para destacar es que el campeón fue el único de los ocho seleccionados que no recibió tarjetas amarillas. Luego de seis partidos disputados, sólo seis argentinos vieron la verde: Agulleiro, Brunet, Ibarra, Mazzilli, Lucas Vila y Matías Vila.


Datos: Prensa CAH/Rodrigo Spiess
Foto: Prensa CAH/Matías Correa Arce
Epígrafe: Los goleadores del Seleccionado se abrazan: Gonzalo Peillat y Guillermo Schickendantz.
  

 

 

 

 

 

 

Vides Almonacid Funes Diseño