DESPEDIDA
AYMAR: EL ADIÓS A LA LEYENDA
Luciana Aymar se despidió del seleccionado con un cierre soñado en un Estadio Mendocino que vibró para rendir homenaje a la mejor jugadora de la historia del hockey sobre césped.

Luciana Aymar le puso un broche de oro soñado a su carrera deportiva. En su partido número 376 conquistó el sexto título en la historia de los Champions Trophy, al tiempo que se convirtió en la jugadora con mayores participaciones: 14.

En el marco del Argentina Champions Trophy y tras prolongar su retiro hasta la definición por penales ante la igualdad en tiempo reglamentario, la mejor jugadora de todos los tiempos le dijo adiós a la Selección luego de casi dos décadas dedicadas a la misma.

Y se despidió a lo grande, porque lo hizo dejando a Las Leonas en lo más alto del podio, con un triunfo en la final del Champions Trophy, la tercera competencia internacional más importante del hockey, después de los Juegos Olímpicos y el Mundial. Pero el cierre perfecto fue el emotivo homenaje que recibió por parte de la Confederación Argentina de Hockey en conjunto con Zoek Producciones, una vez finalizada la entrega de premios.

Allí, Mario Galliano, Secretario de la Confederación Argentina de Hockey, le entregó a la rosarina una camiseta estampada con la frase: "Aymar 8, la más grande de la historia". Dentro de la misma ceremonia dejó inmortalizadas sus manos en placas de cemento que pasarán a la posteridad.

Sus familiares y ex compañeras, entre ellas Magdalena Aicega, Soledad García, Inés Arrondo, Alejandra Gulla, Mariana González Oliva y Mariné Russo, la acompañaron en aquel inolvidable momento. Tras una serie de videos que reflejaron su trayectoria deportiva desde 1998 hasta la actualidad, una gran bandera con el 8, número de camiseta de Aymar, se desplegó desde una esquina del campo de juego y el Estadio Mendocino estalló bajo un cielo cubierto de fuegos artificiales que completaron la fiesta de despedida.

En su intachable carrera fue elegida en ocho oportunidades como la mejor jugadora del mundo por la FIH (2001, 2004, 2005, 2007, 2008, 2009, 2010 y 2013) y distinguida como Leyenda del Hockey (2008). Además, tiene en su haber cuatro medallas olímpicas (dos de plata y dos de bronce) y dos Copas del Mundo (Perth 2002 y Rosario 2010).

Se fue la última Leona fundadora, aquella que en Sídney 2000 marcó un antes y un después en la disciplina. Una distinta. Se extrañarán su magia plasmada en cada partido, sus amagues y desparrame de jugadoras sobre el campo de juego. Dijo adiós, pero su legado seguirá intacto, a la espera de las futuras generaciones que tomarán la posta y seguirán escribiendo la historia grande del hockey argentino.



Prensa CAH.
  

 

 

 

 

 

 

Vides Almonacid Funes Diseño