CHAMPIONS TROPHY - POR LOS MEDIOS
Corona con hat-trick
Argentina le ganó 4-2 a Holanda en Nottingham y se quedó por tercer año consecutivo con el Champions Trophy; cuarto de la historia para la Leonas. Noel Barrionuevo, con tres goles de córner corto, fue la figura de la final.
Cuando la historia se empieza a escribir trabajosa, en cursiva, todo es posible. Desde el boceto más liviano que termina hecho bollo en un cesto hasta el cuentito al que cualquiera quisiera ponerle la firma. Porque así se construyó, ayer y hoy, la leyenda de las Leonas. Un grupo de bonitas damas que viene afilando sus garras desde Sidney 2000 (con Lucha Aymar y Soledad García también entre sus filas) y no acaban de levantar trofeos. Y lo mismo parece darles un intercolegial que un mismísimo Champions Trophy. Su mística se elabora en base a triunfos. Y de cara al Mundial de Rosario…
No importa ante quién lidie. Esta vez, le tocó a Holanda, campeona europea, mundial y olímpica, la selección femenina n°1 del planeta. Sin embargo, como en las últimas tres ocasiones en este 2010 (3-0 en la final de la Rabo Bank, 4-2 en la Champions Trophy y 4-2, una vez más en esta final), la victoria quedó en casa. O en Nottingham, Inglaterra.
Fue la tercera final, de las buenas, ganada contra las Naranjas: el Champions Trophy 2001 en Amstelveen, como visitante; la medalla de oro en el Mundial 2002 en Perth, Australia; y este nuevo golpe en Gran Bretaña, para defender los títulos (consecutivos) de Möenchengladbach (Alemania) 2008 y Sidney (Australia) 2009. Fue 4-2 en un juego de altísima efectividad. Partido de córner cortos. Ideal, claro, para Noel Barrionuevo.
Metió tres esta vez. Porque mojó en cada uno de los partidos. No puede decirse que fue de menor a mayor. Siempre mantuvo el nivel. Y la puntería. Más allá de todo. Porque cuando la historia se empieza a escribir en cursiva… El primer apunte sorprendió: derrota (1-2) contra Inglaterra. Luego, en la segunda fecha, ante Alemania, el 2-2 no resultó muy promisorio. Había que empezar a ganar y a rezar por otros resultados. Los milagros, entonces, parece que existieron… 4-0 a Nueva Zelanda, 4-2 a Holanda y agónico 4-3 ante China. Para no bajar el promedio, ahora, cuatro goles más ante las Tulipanes.
En la primera jugada neta de ataque argentino, a los 9’, palazo de Barrionuevo para el 1-0. A los 18’, Kelly Jonker definió al palo de Belén Succi tras una buena jugada invididual. Sin embargo, a los 25’ Carla Rebecchi emuló al gol de Caniggia contra Brasil en Italia 90 y clavó el 2-1 que, cinco minutos más tarde, Barrionuevo hizo crecer con su sello distintivo.
En la segunda mitad, Holanda se vino. Entre Succi y la fortuna, la historieta, siempre en cursiva, empezó a tomar forma. Metió susto, a falta de 15 mintuos, Goderie con el descuento. Pero a dos minutos de la chicharra del título, ¿quién reapareció? Sí, la goleadora del Mundial, la que coronó con un hat-trick, el hat-trick de las Leonas en el Champions Trophy. Y quién te dice que… A ver. La Rabo Bank, la Champions Trophy y… ¿Habrá trifecta en Rosario? En agosto se sabrá. Por lo pronto, a disfrutar un nuevo título. Las garras siguen afiladas. Con la leyenda leonina, se dijo, todo es posible…


FUENTE: OLÉ
  

 

 

 

 

 

 

Vides Almonacid Funes Diseño